Es por todos conocido qué…

La práctica de la actividad física es uno de los hábitos más recomendados por expertos de la salud. Al realizar un deporte dirigido y controlado por especialistas mejoramos tres áreas fundamentales en las personas:

  1. A nivel fisiológico:
    • Mejora la función cardio respiratoria y reduce los factores de riesgo a nivel coronario.
    • Mejora el tono muscular, se refuerza la estructura ósea y reactivamos el metabolismo favoreciendo la quema de grasas.
    • Disminución de la mortalidad y morbilidad.
  1. A nivel psicológico:
    • Disminuye la ansiedad y la depresión, aumentando la sensación de bienestar.
    • Aumenta la autoestima, la autonomía y la responsabilidad.
  1. A nivel social-laboral:
    • El deporte es un excelente vehículo de integración: aporta valores como respeto, compañerismo, disciplina.
    • Mejora la empatía, la capacidad de esfuerzo y la valoración personal y grupal de los resultados.

Además

Realizar deporte desencadena una cascada de reacciones fisiológicas que nos hace sentirnos más felices y activos. El deporte es acción, genera y contagia emociones positivas, gratitud, optimismo, alegría.

Durante la práctica deportiva se pone en juego el binomio perfecto y se asocia el pensamiento a la emoción y a la acción, lo que permite crear hábitos potenciadores.

El deporte facilita el descanso, que además de permitirnos regenerar las estructuras gastadas para hacerlas más fuertes, se fabrican proteínas y otras sustancias químicas que nos permiten preparar el cerebro para aprender, potenciar la formación y duración de la memoria y reorganizar los contenidos de la mente, estructurando lo aprendido durante el día.

Con independencia del deporte elegido, la práctica habitual durante 30-45 minutos dos o tres días a la semana, supone un aumento en la producción de hormonas (como la testosterona y los estrógenos) y neurotransmisores (como la dopamina).

El deporte es aceptación y la aceptación es movimiento hacia el cambio. El sedentarismo nos lleva a la inacción y a la resignación.

         “La felicidad no es un lugar donde ir, es un camino que recorrer”

La neurociencia ha demostrado que:

La práctica del deporte favorece la plasticidad cerebral, mejorando y aumentando las conexiones entre las neuronas. Esto es así ya que la realización de actividades físicas producen en nuestro organismo, de manera inmediata, la producción de neurotransmisores, destacando entre todos el BDNF, factor de crecimiento neurotrófico, que además de frenar enfermedades como el Alzheimer, consolida los procesos de aprendizaje, favorece la retención y la evocación de la información y actuaría positivamente en la formación de la memoria. Además, el BDNF ayuda a contrarrestar la acción de los síntomas provocados por el estrés.

         “Como no sabía que era imposible, lo hice” Albert Einstein

¿Qué aporta la salud física y mental a tu vida profesional?

  1. Aporta más energía: La actividad física diaria tiene un efecto positivo en nuestro cuerpo al hacer circular mejor la sangre a nuestro cerebro lo que nos da mayores dosis de energía y aumenta nuestra productividad.
  2. Mejora el estado de ánimo: Al hacer ejercicio nuestro cuerpo segrega endorfinas para reducir las molestias del ejercicio físico. Estas hormonas aumentan la autoestima y reducen la ansiedad y el estrés haciéndonos sentir mejor.
  3. Ayuda a establecer prioridades: Si conseguimos convertirlo en un hábito y convencernos de que es importante y beneficioso para nosotros mismos estaremos superando nuestros propios límites y barreras.
  4. Genera una rutina saludable: Las tareas que realizamos todos los días pasan a convertirse en algo natural y que nos cuesta poco esfuerzo ya que al incluirlo en la lista de hábitos diarios no nos planteamos el esfuerzo que nos pueda costar ni la pereza a la hora de ponernos en marcha
  5. Ayuda a motivarse: Si conseguimos superar nuestras propias metas y aquellos retos que nos planteamos nos sentiremos mejor con nosotros mismos y por lo tanto más motivados. Si consigues habituarte a tu rutina de ejercicios diaria también podrás con todo aquello que te propongas en tu ámbito profesional.

En ECOSISTEMA DEPORTIVO somos profesionales de la salud, el deporte y la prevención. Personalizamos nuestros programas adaptándonos a las necesidades y capacidades de nuestros clientes:

  • Planes de entrenamientos individuales o para equipos de trabajo.
  • Iniciación y rendimiento deportivo en la actividad elegida: entrenamiento cardivascular indoor, club del corredor, carreras populares, entrenamientos de tonificación en la línea de entrenamientos funcionales, midfulness, pilates etc.
  • Valoraciones funcionales, reconocimientos médicos deportivos, nutrición, densiometrías, pruebas de esfuerzo.
  • Preparamos áreas de deporte y entrenamiento en las instalaciones de las empresas, con profesionales altamente preparados.
  • Actividades de carácter anual, trimestral o eventos lúdico-deportivos.
  • Torneos inter e intraempresas. (padel, golf, tenis, multideporte…)
  • Talleres, formaciones y conferencias en el área del deporte y la salud.

El  Wellness Corporativo es una de las mejores herramientas para la mejora de la eficiencia laboral, la creatividad, la productividad y la felicidad de nuestros empleados.

Para Ecosistema Deportivo, “tu salud es nuestra recompensa